Sunday

La señora del café


En el metro de Shillim, estoy esperando frente a la máquina de café y llega una señora como de 70, menudita y con el pelo rizado, sonrisa amplia y cálida de abuela . Me dice 여기서 커피 되요? 하나 사줘...(esta máquina es de café, no? Sácame uno, porfa).

Yo acabo de sacar un
율무차 (té de adlai) y le digo que elija el que le guste...
Señalando su riñoera, me comenta que lleva dinero, pero yo quiero invitar.

Ella dice
내가 사드려야되는데 미안하데 (me da cosa; más bien te tenía que haber invitado yo...)


Su forma de hablar me hizo sentir integrado en una cultura. Ese detalle me hizo pensar que el esfuerzo y el tiempo invertido aquí vale la pena. Creo que es la primera vez en mucho tiempo que alguien (exceptuando en tiendas, etc) se dirige a mí exactamente igual que a un local, sin pararse a mirar mis rasgos, mi indumentaria, etc.

La señora del café me alegró la tarde.


1 comment:

LetQ said...

Es parte de sentirte integrado!!! me alegra que lo experimentes...